El infortunio (L: Rafael Pino, M: Edward Ramírez).

El Infortunio

Letra: El Infortunio

El Infortunio

Hay quien nace enmantilla'o
Por providencia divina;
También hay quien no le atina
Y, en cambio, nace sala'o.
Como cielo encapota'o,
Como cola de sirena;
No le pasa vaina buena
Pero Dios no lo abandona
Y, por eso, la pelona
No lo reclama en su cena.

Por lo menos, mi compadre,
Es pavoso sin remedio
Y se pone de un mal genio
Que no hay a quien no le ladre.
Lo abandonó mi comadre
Y que porque le fue infiel,
Y lo que pasó con él,
Que en el circo trabajaba,
Fue que se dio unas trompadas
Con un payasito cruel.

Recuerdo que en navida'
Cogió rial pa arregla' el carro,
Hizo ese gasto mamarro
Pero lo puso a roda'.
Entonces, pa' celebra',
Se fue a beber unas frías,
Estacionó en la avenida,
Fue al cajero a sacar plata
Y en eso, un recogelata,
Le tumbó la batería.

Abre su propio negocio:
¡Una venta de chancletas!
(Para redondear la arepa Y, además, matar el ocio).
De paso, se busca un socio
Pa' compartir el jornal,
Y, ¿quién se va a imaginar
Que el socio es piromaníaco?
Y, Un buen día, sarataco
Pegó candela al local.